jueves, 17 de septiembre de 2009

ENFERMEDADES INVERNALES.


El invierno es la temporada del año en donde la mayoría de las enfermedades respiratorias se vuelven más comunes, ya que son producidas por una gran variedad de virus; esto explica que personas sanas sufran de estas enfermedades en forma repetida, especialmente niños menores de cinco años y adultos mayores.
Entre las enfermedades más comunes se encuentran:
La GRIPE.- Es una infección de las vías respiratorias causada por virus, se contagia de persona a persona al hablar, toser o estornudar, y ocurre entre los meses de junio y septiembre.
Las infecciones por bacterias como la sinusitis, neumonías e infecciones del oído son más frecuentes durante la gripe por lo que es necesario consultar a su médico.
La vacuna de la gripe impide la enfermedad en la mayoría de las personas que la reciben, y en otras disminuye la severidad de los síntomas. No debe administrarse si el paciente está enfermo con fiebre.
Se recomienda el uso de ésta vacuna en mayores de 55 años o en pacientes asmáticos, con enfermedades pulmonares o renales, diabéticos, cardíacos, pacientes con anemia severa, pacientes tratados con quimioterapia, y personas que trabajen en contacto con enfermos o en casas de ancianos o con niños y trabajadores de la salud.
El RESFRIADO COMÚN.- Es una inflamación superficial de las fosas nasales causada fundamentalmente por virus; también es causado por alergia;aunque en una décima parte de los caso es de origen bacteriano.
Los enfriamientos favorecen la infección viral y la aparición de los síntomas. Se contagia con gran facilidad. Los niños sufren más resfriados que los adultos y sus síntomas pueden ser más molestos. La enfermedad dura en promedio de tres a cinco días.
La RINOFARINGITIS.- Es una enfermedad de las vías respiratorias altas, por lo que también se le conoce como infección respiratoria alta, dura de tres a siete días, sin embargo aún desaparecido el virus, continúan algunos síntomas producidos por la inflamación de las vías aéreas que tardan días en desaparecer
La BRONQUITIS.- Ocurre cuando los bronquios se inflaman y producen excesiva mucosidad, cualquier virus respiratorio puede provocar esta afección y es menos frecuentemente por bacterias; generalmente aparece en la evolución de una rinofaringitis, y el hábito de fumar y la alergia, favorecen su aparición.
La AMIGDALITIS.- Es una infección de la garganta y amígdalas causada por una bacteria.
Es más común en niños de cinco a 13 años, pero se ve en todos los grupos de edad. Tiene que diagnosticarse y tratarse correctamente para evitar complicaciones como fiebre reumática y la glomérulonefritis.
La confirmación ideal es por el cultivo del exudado faríngeo, pero su realización requiere concurrir a un laboratorio, si el diagnóstico es positivo al exámen del paciente, su médico puede diagnosticarlo y dar el tratamiento oportuno.
Y por ultimo la reciente y conocida INFLUENZA A (H1/N1) , en la cual se pronostica un repunte durante los meses invernales por lo que se tendrà la vacuna para fines de año en el Sector salud.
La Secretaría de Salud cuenta con campañas de prevención contra la influenza y el neumococo. La primera va dirigida a niños de 6 a 35 meses y adultos de 60 años o más, mientras que la segunda a adultos de 65 años o más.
En ambas campañas las vacunas son gratuitas para estos grupos de la población y sólo es necesario acudir a una unidad de salud y llevar su cartilla de vacunación.
Dra. Alma Villarreal Navarrete.